miércoles, 2 de abril de 2014

Bariloche, el regreso

Once años después de aquella recordada -y tragicómica- travesía en Bariloche, en febrero pasado me reencontré nuevamente con sus montañas y sus senderos. Con tres amigos -Dani, Roxana y José- unimos primero el Refugio López con Laguna Negra, y días más tarde Pampa Linda con la Mirada del Doctor, en las cercanías del cerro Tronador. Aquí van algunas imágenes de estas dos hermosas y excitantes caminatas realizadas hace poquito más de un mes.
 
 
Detalle de la travesía Refugio López-Laguna Negra, que arranca en el kilómetro 22,5 del Circuito Chico y culmina en Colonia Suiza. Este recorrido lo hicimos en 4 días (también se puede hacer en 3) y es difícil precisar la cantidad de kilómetros porque hay mucho zig-zag y además se deben calcular las gradientes. Los desniveles son los siguientes: Km 22,5-Refugio: +750m. Refugio-Filo del López: +450m. Filo-Mallín del Goye: -545m. Mallín-Collado Bailey Willis: +370m. Collado-Laguna Negra: -250m. Laguna-Colonia Suiza: -800m.
 
 
Sector del hotel Llao-Llao y Puerto Pañuelo visto desde los 1.620 sobre el nivel del mar del refugio. La trepada demanda entre 2 y 3 horas, según el ritmo de marcha y el peso de las mochilas. Hasta el comienzo de la picada se puede llegar en auto particular o en el colectivo número 10, que cuenta con varias frecuencias diarias y sale del centro de Bariloche.
 
 
Exterior del refugio López. Cobraban 100 mangos la noche y 30 por el uso de la cocina. El encargado también preparaba algunas comidas. Este lugar tiene sus pros y sus contras. ¿A favor? Es el refugio que tiene mejor vista de todos. ¿En contra? Es demasiado accesible y en plena temporada (generalmente enero) hay más gente que tábanos.
 
 
Vista panorámica del lago Nahuel Huapi desde el paredón ubicado a espaldas del refugio y que antecede al filo del cerro López. Es una trepada exigente, bastante vertical y en la cual se necesita también de la ayuda de las manos.
 
 
La Hoya, pequeña lagunita ubicada a mitad de camino entre el refugio y la cresta del cerro. Durante el invierno y gran parte de la primavera permanece congelada.
 
 
Imagen tomada desde el filo. El pedazo de lago que se ve sobre la derecha pertenece al Brazo Tristeza del Nahuel Huapi y detrás sobresale el cerro Tronador. La ruta baja en picada (literalmente) hasta el sector de mallines y bosques que se ve en el centro de la imagen y vuelve a subir hasta pasar por el medio de esa especie de letra “M” que se ve algo más arriba y a la izquierda.
 
 
Retaguardia del cerro López vista desde el collado del cerro Bailey Willis. Bien al fondo se ve el Nahuel Huapi y la Isla Victoria. El sector de vegetación pertenece a las nacientes del arroyo Goye, que más abajo se une al desagüe de la laguna Negra y corren hacia Colonia Suiza. El lugar es apto para acampar si venimos cansados o jugados con el tiempo. La bajada del López (sector gris ubicado arriba y a la derecha) está considerada como uno de los tramos más complicados y molestos de todas las rutas de trekking de Bariloche. Son como dos horas -y más también- en las que estamos atrapados en un terreno de piedras y lajas completamente sueltas. Basta apoyar el pie en cualquier parte para que todo se desmorone barranca abajo, incluidos nosotros. Algunos dicen que es mejor bajarla, otros subirla... qué sé yo. Habrá que esperar otro viaje para comprobarlo.
 
 
Luego de pasar por detrás del cerro Bailey Willis tuvimos esta primera vista de laguna Negra. Este tramo de 300 o 400 metros lo hicimos con la concentración de un monje budista: los bloques de piedra eran del tamaño de una mesita de luz y la mitad se movían. Imprescindible llevar bastones.
 
 
Foto tomada hacia el oeste. En el centro de la imagen se puede ver a la laguna CAB (Club Andino Bariloche) y bien a la derecha el Brazo Tristeza. El Tronador está tapado por las nubes. Aquí comienza una travesía muy interesante pero a la vez exigente que, luego de pasar por la CAB, continúa hacia el valle del Mate Dulce y sigue por las lagunas Crettón, Jujuy e Ilón, finalizando en Pampa Linda (ver último tramo acá). Agendado para la próxima.
 
 
Refugio Italia o Manfredo Segré tomado desde la orilla oeste de la laguna Negra. Para acercarse a él la huella continúa pegada a la costa pero no crean que es tan fácil. Resulta que el sendero se interrumpe por un enorme peñón que cae a pique sobre la laguna y no hay otra forma de pasar que por allí. La primera parte se trepa a lo Batman con la ayuda de una cuerda (colocada en forma permanente) y pisando donde se pueda y no resbale. El tema es que para ir a una segunda cuerda, o sea la de bajada, hay que travesear unos 5 metros hacia la derecha de cara a la piedra por una cornisa donde apenas cabe un pie y no hay protección. Y todo con la mochila que se bambolea para todos lados. Una vez del otro lado la cosa pinta un poco menos complicada porque es cuestión de descolgarse tipo rappel. Para ayudar a trepar (de uno y otro lado) habían empotrado unas grampitas de hierro, pero un cartel pegado en la roca le puso más dramatismo a la situación: “PEGAMENTO FRESCO. NO PISAR HASTA EL 20/2”, decía. Y estábamos a 18!!!!!
 
 
Vista del refugio y la laguna. Al fondo se ve la bajada desde el Bailey Willis. En el Manfredo Segré cobraban 80 pesos el pernocte y 50 el uso de cocina a cada trekker. Consejo útil: no cocinen; con esa guita le encargan una o dos pizzas al refugiero y evitan cargar comida y laburar (dicho sea de paso, las pizzas tenían una pinta bárbara).
 
 
Comienzo de la bajada hacia Colonia Suiza. Al principio es un "caracol" empinado y luego se transforma en una caminata distendida -y plana- por el bosque. En el centro de la imagen se ve el tajo por donde baja el arroyo Navidad, que también se une con el desagüe de la Negra.
 
 
Detalle de la travesía entre Pampa Linda y la Mirada del Doctor. Los desniveles son los siguientes. Pampa Linda-Laguna Ilón: +535m.  Ilón-Mirada del Doctor: +30m. En el último caso el sendero sube y baja varias veces.
 
 
Cerro Tronador desde la subida hacia la laguna Ilón. En total son unas 4 horas, incluido el vadeo a pie del río Alerce, a poco de salir de Pampa Linda. Al comienzo la huella es súper empinada y en partes hay que trepar un poco por la roca. Al duro "caracol" le sigue una especie de meseta, primero ocupada por un extenso mallín y luego por un hermoso bosque de coihues. Y un dato geográfico curioso: esa planicie es divisoria continental de aguas, ya que el Alerce y el Manso pertenecen a la cuenca del Pacífico y la Ilón a la del Atlántico.
 
 
Refugio Papá Manuel, también perteneciente al Club Andino Bariloche y ubicado a escasos metros de la laguna. Estaba cerrado y el guardaparque de Pampa Linda poco más que nos prohibió su uso (seguramente por la mugre que debía haber adentro).
 
 
Cerro Tronador visto desde la orilla sur de la Ilón. Desde el extremo este se lo ve casi entero. La laguna tiene costas bajas, pero solo hay playas y sitio para acampar en su esquina sudeste.
 
 
Panorámica de la laguna Ilón desde la costa este. Además del Tronador (centro), a su izquierda se ve el cerro del Viento y a su derecha el Mar de Piedras. Entre los dos se distingue el Paso de la Marca, también divisoria continental de aguas.
 
 
Mirada del Doctor, promontorio rocoso ubicado a una hora y media de la laguna. Lleva ese curioso nombre porque era uno de los lugares preferidos del doctor Christofredo Jakob, científico que explorara las zonas del Tronador, Nahuel Huapi y Pampa Linda. El lugar es alucinante. Al fondo de un precipicio de unos 500 metros se ve el lago Frey y más atrás el Brazo Tristeza. Es el sitio ideal para aquellas personas que sufren de vértigo
 
 
Panorámica de la Mirada del Doctor.
 
 
Bruma matinal en la laguna. La zona que rodea a la Ilón es muy húmeda, por lo tanto caben dos consejos: llevar un buen abrigo para la nochecita... y llevar repelente porque los mosquitos y los jejenes se nos vienen al humo con tanto o más hambre que los tábanos!!!
 
 
Saltillo de las Nalcas, ubicado a unos 40 minutos de caminata de las hosterías de Pampa Linda, en dirección al Tronador. No está de más ir a conocerlo si sobra algo de tiempo mientras esperamos la kombi de regreso a Bariloche. Si aun tienen provisiones y ganas de caminar, les recomiendo continuar por el sendero e internarse en Chile para recorrer el fascinante Camino de los Vuriloches.

6 comentarios:

Ahmed Fakih dijo...

Excelente blog. Mis felicitaciones por tantas travesías y por tantas buenas fotos! Estoy planeando ir a algunos de estos refugios (Frey, Jakob y Lopez principalmente). Mi idea es tomarme 1 mes y quería saber si diciembre es una buena época del año. Un abrazo.

Armando De Giácomo dijo...

Hola Ahmed, gracias por las felicitaciones.
Diciembre es buena época; ya hace calor, hay buen clima y los refugios todavía no han recibido la "horda" de trekkers que suele colmarlos en enero. Sólo podés llegar a encontrarte con dos cuestiones negativas. La primera son los tábanos. Entre diciembre y enero están a full, los bichos estos, sobre todo si hace calor. La segunda es que en las partes de alta montaña todavía pueden llegar a quedar restos de la nieve del invierno. Eso hace peligrosos algunos tramos. Te recomiendo que antes de encarar cualquier travesía consultes en el Club Andino Bariloche.
Sin tenés alguna otra duda, consultame.
Saludos y buen viaje!

мишель dijo...

Hola que soy de México y en un canal de YouTube han hablado de este blog.
Ojalá en algún momento de mi vida visite ese lugar tan enigmático.

Armando De Giácomo dijo...

Hola!
¿Me podés indicar el canal de YouTube donde han hablado de este blog?
Saludos y gracias por pasar.

fercinha dijo...

Hola Armando,

Estoy leyendo tu blog y lo encuentro muy interesante.
Con respecto a la laguna Ilón y la Mirada del Doctor, fui con mi esposo en nuestra luna de miel el año pasado y fue inolvidable. Subimos el 25 de diciembre y no había nadie en el sendero. Lo que decís de los mosquitos fue tal cual, al punto que conseguir unas redes se hizo indispensable para futuros viajes.
Quería comentarte que el único punto negativo del viaje (los mosquitos y los tábanos son parte de los gajes del trekkinero) fue la cantidad abismal de basura que había alrededor del refugio Papá Manuel. Era un basurero municipal, no podíamos creer lo que estabamos viendo. La cantidad de basura acumulada parecía de años. No nos entra en la cabeza que gente haya subido a la laguna, que si bien no es complicado tampoco sube cualquiera, no tenga consciencia de que todo la basura que dejen nadie la va a buscar. En fin, muy triste porque tampoco el CAB o los guardaparques hacen algo para solucionarlo. Nosotros bajamos con la mayor cantidad de basura que pudimos, y avisamos de la situación en Pampa Linda, pero más no pudimos hacer.
Es lamentable que esta situación se vea en diferentes lugares de nuestra amada Patagonia.
Saludos y muchas gracias por compartir tus experiencias.

Armando De Giácomo dijo...

Hola Fercinha, ¿cómo estás?
Gracias doble. Por la visita y por los elogios.
Como habrás visto, la Mirada del Doctor tiene una de las mejores panorámicas de Bariloche. Y más se disfruta sabiendo que todo lo que se aprecia desde allí es de muy difícil acceso.
No me extraña lo que me contás de la basura. Mirá, cuando mis amigos y yo bajábamos de la laguna nos cruzamos con hordas de mochileros que subían hacia ella. Primero nos sorprendió, ya que durante nuestra estadía habremos visto solamente 2 carpas. Después caímos: era sábado por la mañana y supusimos que se trataba de gente de Bariloche que iba a pasar el fin de semana allí. Multiplicalo entonces por todos los findes aptos para acampar... Acepto esta (mala) costumbre de la basura en un bicho de ciudad, pero me extraña de gente acostumbrada a vivir en la naturaleza. En fin... Humanos.
Saludos patagónicos y gracias nuevamente por pasar.