martes, 8 de marzo de 2011

Por siempre Patagonia

Este nuevo viaje a la Patagonia planeado con Gaby y Sandra no era uno más. Para las chicas representaba muchas cosas: despedidas, desafíos, revanchas... También incluía ilusiones postergadas y alguna que otra promesa. En mi caso significaba la posibilidad de volver más distendido a lugares tan queridos como El Chaltén, el lago del Desierto y el O’Higgins, y en el fondo intuía que estaba frente a la recta final de una manera particular de hacer turismo. El clima, esta vez, jugó de nuestro lado y lo pueden apreciar en la siguiente galería de fotos.

.


1) Mapa de la zona recorrida. La primera parte del viaje arrancó en El Chaltén y continuó con los cruces de los lagos del Desierto y O'Higgins. Luego de unos días repartidos entre Villa O'Higgins y el valle del río Mosco, pegamos la vuelta hacia el sur para realizar un extenso trekking por la llamada Ruta de los Glaciares, un circuito que se acerca a los ventisqueros que descienden sobre el sector sur del lago O'Higgins. El regreso al lago del Desierto lo hicimos esta vez desde el oeste a través del Paso del Tambo, bajando posteriormente por el valle del río Diablo. Con lo que nos quedaba de energía (que a esta altura no era mucha) realizamos algunas caminatas más en El Chaltén y finalmente partimos hacia El Calafate para ponerle el broche de oro al viaje en el glaciar Perito Moreno.

2) Vista del cordón del cerro Fitz Roy desde El Chaltén. De izquierda a derecha la aguja Poincenot, el Fitz y las agujas Mermoz y Guillaumet.

3) Cruzando el lago del Desierto hacia su extremo norte. Al fondo se ve la cara norte del Fitz Roy. Esta navegación se realiza 2 veces al día y está combinada con los micros que vienen desde El Chaltén. Al desembarcar debimos realizar los trámites migratorios en Gendarmería ya que al toquecito nomás saldríamos a caminar rumbo a Chile. Hasta la frontera son unas 2 o 3 horas por sendero angosto y desde allí hasta el puerto de Candelario Mansilla, en el lago O'Higgins, unas 5 horas más pero ya sobre una huella muy ancha, casi para autos. Hay muchos aventureros -sobre todo extranjeros- que cubren este recorrido en bicicleta. Esa noche acampamos antes del límite, cerca de laguna Larga, donde los jejenes se calculaban por metro cúbico. Todavía tengo las ronchas.

4) Cruzando el lago O'Higgins a bordo de la lancha Quetru. La travesía dura 3 horas y termina en Bahía Bahamondez, un embarcadero situado a 7 kilómetros de Villa O'Higgins. Este lago es binacional y del lado argentino se llama San Martín. Desagua hacia el Océano Pacífico a través del caudaloso río Pascua, en el cual, dicho sea de paso, una empresa multinacional proyecta construir una serie de represas, lo que ocasionaría un enorme daño al ecosistema y, por supuesto, al paisaje (más información aquí).

5) Villa O'Higgins. El pueblo fue fundado en 1966 y es la última escala de la Carretera Austral chilena, que tiene su kilómetro cero en la ciudad de Puerto Montt.

6) Lago O'Higgins y río Mosco desde el Mirador del Valle. El límite internacional atraviesa el lago (de izquierda a derecha en la imagen) y luego pega una curva de 90 grados para correr cerca de la margen izquierda del río. Es decir que todo lo queda encerrado sobre ese sector pertenece a Argentina.

7) Refugio Puesto Rivera, ubicado en el valle del río Mosco y dentro de la Reserva Nacional Shoen. Se accede caminando unas 4 horas desde Villa O'Higgins. La marcha es tranqui, excepto una trepada dura al comienzo (para llegar al mirador) y un sector muy húmedo y de árboles caídos en el cual el sendero brilla por su ausencia. El refugio es de uso gratuito y está equipado con mesas, banquetas y una salamandra para combatir el frío. La ruta sigue más allá del refugio y en teoría culmina en el glaciar que da origen al Mosco. Nosotros hicimos el intento de seguir un trecho hasta un desplaye del río pero la huella (por llamarla de alguna manera) estaba intratable. Dicen los que saben que en esta zona es frecuente avistar huemules.

8) Frente del glaciar O'Higgins visto desde la lancha Quetru, que realiza dicha navegación 3 veces por semana como complemento del cruce entre Candelario Mansilla y Villa O'Higgins. Detrás se asoma el glaciar GAEA, que desciende del cordón del mismo nombre. Esta excursión fue posible gracias a la invitación de Hans Silva, propietario de la empresa Hielo Sur.

9) Primer tramo de la Ruta de los Glaciares (en breve se viene el relato pormenorizado). Lo que se ve es un extenso paso de altura que comunica al camino que va del lago del Desierto al O'Higgins con la península del lago Chico. Desde Candelario Mansilla es un trayecto muy largo (algo así como 24 kilómetros) y si no se camina rápido es recomendable dividirlo en 2 días. Más si vamos cargados.

10) Glaciar O'Higgins visto esta vez desde tierra. Al fondo se llega a ver parte del Hielo Continental. Para llegar hasta esta especie de mirador caminamos unas 4 horas desde la estancia La Carmela, ubicada frente a la península que separa al lago Chico del O'Higgins.

11) Cuerpo central del lago O'Higgins. Imagen tomada regresando desde el mirador hacia La Carmela. En el medio se ve la isla Central y detrás el brazo Pascua.

12) Lago Chico y glaciar del mismo nombre. Arriba a la izquierda se ve el cerro Gorra Blanca. Al fondo se ve el cordón GAEA y más atrás el cordón Mariano Moreno. A partir de aquí teníamos que bordear el lago (como podíamos, en este sector la picada también jugaba a las escondidas) y poco antes de llegar al frente del glaciar debíamos ganar altura para ingresar a Argentina por el Paso del Tambo. Un poquito más allá del paso está el refugio Río Diablo, al que ese día no pudimos llegar porque nos agarró la noche. Reconozco que nos hubiera venido muy bien un GPS. Carpita, entonces, y a aguantar el viento que soplaba haciéndole honor al lugar: como los demonios.

13) Vista del cerro Torre, la laguna homónima y el Fitz Roy desde el Lomo del Pliegue Tumbado. Son unas 4 horas de trepada moderada desde El Chaltén, partiendo al principio por la misma senda que se dirige hacia la laguna Toro. Desde allí arriba también se llega a ver hacia el oeste el valle del río Túnel, el glaciar del mismo nombre y el Paso del Viento, una de las entradas al Hielo Continental. Con día despejado es una de las mejores caminatas para realizar en El Chaltén.

14) Lagunas Sucia y de los Tres. Están ubicadas a los pies del Fitz Roy y separadas por unos 400 metros de desnivel. Para llegar hasta la segunda hay que caminar unas 4 horas desde El Chaltén. Las primeras 3 horas son relativamente tranquis y la última es una trepada mortal. Todos los senderos de El Chaltén están excelentemente señalizados y algunos ya parecen sucursales de la calle Florida.

15) Detalle del glaciar Perito Moreno, ubicado dentro del Parque Nacional Los Glaciares y a 80 kilómetros de la localidad de El Calafate. Visita obligada antes de regresar a Buenos Aires. Nada que agregar.

16) Notro, flor típica de la zona. Me puse sensible, che.



AGRADECIMIENTOS (por orden de aparición):

.

A Anita, de las cabañas Anita's House, El Chaltén. Muy recomendables

(http://www.anitashouse.com.ar/).

A Gendarmería de Lago del Desierto.

A Lorena, del hospedaje "Fabiana", Villa O'Higgins.

A Hans Silva, de Hielo Sur, Villa O'Higgins

(http://www.villaohiggins.com/).

A Ricardo Levicán, De Candelario Mansilla, lago O'Higgins.

A Carabineros de Villa O'Higgins y Candelario Mansilla.

A Luis y Alberto Mansilla y a Oscar Guinao Torres (futuro fanático del Dr. Tangalanga), de la estancia La Carmela, lago O'Higgins.

A Silvia Diaz Sepúlveda, del hostel "La Nativa", El Chaltén (Silvia es nieta de los primeros pobladores del lago del Desierto).

A Raúl Antieco, de "La Nativa".

.

A Gaby por su compañía y sus progresos en materia culinaria.

A Sandra por su compañía y su amor (y humor) propio aun en los momentos más duros.

A Leandro por su visita de médico.

10 comentarios:

Leandro Gutiérrez dijo...

Apelo al viejo refrán: lo bueno, si es breve, dos veces bueno... jejejeje. Fueron muy pocas horas compartidas, así que espero pronto tenerlos por SMA para hacer algunas actividades más cerca de la civilización. Abrazos para todos!!!

Sandra Arce dijo...

Muy buen relato Jerson!!!! todo eso hicimos? estas seguro que estabamos en el mismo viaje? jaja, de solo leerlo ya me duelen los pies..Gracias por la dedicatoria, pero agregarìa un: gracias a vos por hacer posible la logistica en el viaje!!!, a pesar de habernos peleado con la naturaleza en muchas oportunidades.Que nitida salieron las del Lago o'Higgins?? y la Quechu se veia muy limpita, sin amigos....jajajaj.Un abrazo.
Sandra

Anónimo dijo...

Desde estas hermosas montañas te felicitan por la nota y las fotos, Rosalia y Oscar. Nosotros escalamos el morro de Costa do Sauipe, altura total 5 mts, llegamos a la mitad paramos una noche en el descanso y la mañana siguiente hicimos cumbre. Desde este punto mas alto nos arrojamos al mar donde habia olas de 12 cm. Saludos, Rosalia y Oscar

Anónimo dijo...

lindo relato, efectivamente el sendero al Glaciar Mosco es bastante malo al final , despues del Refugio Rivera, logre llegar al desplaye tirandome hacia la izquierda, al rio, despues del desplaye se pone decente, pero hay que cruzar un pequeño arroyo antes del Glaciar, alli me pillo el tiempo y me devolvi. Sera otro dia

Camila dijo...

Tuve la posibilidad de ir varias veces al sur de nuestro país y es espectacular. Me encantaría conseguir hospedaje en los hostels calafate ya que es una ciudad que no he podido visitar por el momento

Armando De Giácomo dijo...

Gracias x comentar, Camila.
Hay muchos hostels en El Calafate y también en El Chaltén. No dejes de ir a ninguna de estas dos localidades.
Saludos!

Rodrigo González dijo...

Armando: Pocas veces me ocurre que veo un blog o sitio con tanta calidad, detalle y amor.
A mí me pasa que disfruto mucho los rincones de Chile y sé que a otros les pasa lo mismo. Estupendas las aventuras en esos interminables trekkings bien técnicos por lo demás.
Muy linda fotografía, en fin.
Saludos para tí!

Armando De Giácomo dijo...

Gracias por tus elogios, Rodrigo. Me alegro que te hayan gustado los relatos y las fotos. Y todavía es mucho lo que me falta por recorrer, jaja...
Saludos para vos también!

Hector Martinez dijo...

Ohhh. Que lindos paisajes. Realmente espectaculares. Durante muchos años soñe,con viajar a la patagonia, planifique dias enteros como seria ese viaje. El año pasado en febrero pude cumplir mi,sueño. Y es ahora luego de un año de ese viaje inolvidable junto a mi mujer, cuando mas añoro volver a esos lugares tan inospitos pero que a la vez me hacian sentir como estar en un sueño. Bonitas fotos y buen relato. Saludos.

Armando De Giácomo dijo...

Gracias por pasar, Héctor.
Saludos.