domingo, 3 de julio de 2011

El complejo volcánico Puyehue-Cordón El Caulle por dentro

En Febrero de 2008, con mis amigos Gaby, Sandra, Guille y Leandro realizamos un extenso trekking a través del complejo volcánico Puyehue-Cordón El Caulle, tristemente célebre por haber entrado en erupción el 4 de junio pasado. Arrancamos desde Anticura, en el faldeo sur del volcán, y la idea original era salir días más tarde por el norte en busca del lejano lago Ranco. Pero este combinado de montañas patagónicas y paisaje lunar por aquel entonces ya estaba vivo: un reciente temblor había provocado un derrumbe sobre el sendero y debimos regresar finalmente al punto de partida. De todas formas, esto no impidió que descubriéramos un lugar fantástico e inesperado. Ojalá que todo vuelva pronto a la normalidad y se pueda seguir disfrutando. Aquí van algunas imágenes de aquella experiencia.

1) Llegando al refugio El Caulle con el volcán Puyehue de fondo. Desde la Seccional de Guardaparques Anticura (cercana al Paso Samoré) debimos trepar unos 1000 metros de desnivel por adentro del bosque. Al llegar, la pendiente disminuyó considerablemente y la vegetación también.

2)  A punto de llegar a la cumbre o cráter. Abajo se ve el valle del río Gol Gol, por donde se desplaza la ruta internacional Villa La Angostura-Osorno. Al fondo se distinguen el Puntiagudo, el Osorno, y detrás de este último, el Calbuco. Todos volcanes. El refugio es un puntito blanco que se encuentra sobre la derecha de la foto, entre un manchón pequeño de bosque y otro más extenso.

3) Vista desde la cumbre hacia el noroeste. A la derecha aparece parte del cráter y sobre la izquierda se extiende todo el Cordón del Caulle. La mancha oscura que se ve en el interior del cordón es una especie de río de lava solidificada. Toda esa zona está plagada de fumarolas, géisers y aguas termales, como se verá en las próximas imágenes.

4) Cerro Tronador tomado desde la cumbre del Puyehue.

5) Bajando del volcán para dirigirnos hacia la zona de los baños o aguas termales. Al norte del Puyehue se extiende un altiplano formado por domos y enormes médanos de ceniza y escoria volcánica.

6) Marchando sobre el plateau o altiplano. Un paisaje de otro mundo.

7) Acampando en la zona de los baños termales. Arroyos de agua muy caliente se mezclan con otros de agua fría, formando pozones aptos para un inolvidable y relajante chapuzón. Al fondo, el omnipresente Puyehue.

8) Dejamos las carpas armadas en los baños y partimos rumbo a los géisers, ubicados a unos 7 kilómetros de allí. El arroyo que corre abajo es de agua heladísima, no se ilusionen.

9) Camino a los géisers nos encontramos con esta depresión denominada “El Estadio”. Impactan los colores. Si no aclarara que esto es Patagonia, más de uno juraría que son imágenes de la Puna.

10) Zona de géisers. Entre la piedra se podían ver también charcos de barro en ebullición. Por momentos el vapor nos envolvía y se perdía toda orientación.

11) Vista de la bajada hacia el valle del río Nilahue, que desagua en el lago Ranco, cerca de la localidad de Riñinahue. Como se ve en la imagen, el terreno se presentaba abierto, sin embargo unos cuantos metros más adelante nos cerraba la vegetación. Lo mismo ocurrió en los 2 o 3 intentos posteriores. Al margen del derrumbe que, según nos advirtieron, había ocultado parcialmente el sendero, se trataba de un sector muy poco transitado y por ende carente de marcas visibles.

12) Momento de deliberación en el solitario cartel que indicaba el desvío hacia el lago Ranco. Al no poder continuar decidimos dar marcha atrás hacia el refugio El Caulle. La amargura por haber abortado la travesía fue reemplazada por una sensación de alivio: esa misma noche se desató una tormenta que, en el medio de la nada, nos hubiera dejado culo para arriba.

Mapa de la travesía: click aquí

4 comentarios:

Antonio Osses Izquierdo dijo...

Sigo atento tus relatos...estoy interesado en viajar alla. saludos y excelente el trabajo que haces en este blog, muy buena narración. saludos

Armando De Giácomo dijo...

Gracias x pasar, Antonio!
Ojalá puedas hacer este trekking. Averiguá cómo quedó esta zona después de la erupción.
Saludos!

Iván Silva Miguel dijo...

Hola, Armando, con mi esposa estamos saliendo para aquella zona en enero y queremos realizar algunos trekkings a volcanes.
Recién estamos en fase de preparación del viaje, te dejo algunas preguntas para ver si nos podés dar una mano:
1) ¿Es un trekking para ir con guía o hay posibilidad de hacerlo solos? (Tenemos experiencia, no diría "basta" pero sí media)
2) ¿Cuántos días les llevó el trekking que describes? ¿La subida al volcán y bajada se puede realizar en el día sin necesidad de acampar?
Desde ya muchas gracias y saludos.
Iván

Armando De Giácomo dijo...

Hola Iván, un gusto y gracias por visitar mi blog!
Te respondo...
1) Nosotros hicimos este trekking sin guía y no tuvimos ningún tipo de inconveniente. Los senderos estaban bien marcados, excepto la bajada al lago Ranco, a la que tuvimos que renunciar. De todas formas, recordá que en junio de 2011 gran parte de esta zona voló por los aires, con lo cual deberías averiguar en qué estado se encuentra en la actualidad.
2) El trekking completo nos llevó 5 días. Día 1, subida al refugio. Día 2, ascenso al volcán y bajada hacia los baños. Día 3, ida y vuelta a los geisers. Día 4, regreso al refugio. Día 5, bajada a la ruta.
Estimo que la subida al volcán se puede realizar en el día pero es larga. Pensá que desde la ruta hasta el cráter serán unos 1600 metros de desnivel, que equivalen a unas 7 horas, solo de ida. Tendrían que arrancar bien temprano. Una opción es hacerlo en dos jornadas y dormir en el refugio. Consejo: si lo hacen en el día lleven abundante agua porque recuerdo que arriba escaseaba. Advertencia: enero es el mes de los tábanos; prepárense para una guerra sin cuartel, jaja.

Creo que te respondí todo. Podés hacerme más consultas cuando quieras.
Saludos y suerte.