sábado, 21 de diciembre de 2013

El bello reino del viento

Muchas veces, hablando con otros colegas aventureros o a través de comentarios vertidos en este mismo blog, me preguntan cuál es para mí “el lugar” en la Patagonia. Y es difícil la respuesta. Podría salir del paso diciendo que ese “lugar” perfecto o soñado es directamente todo lo que está debajo del río Colorado, pero sería poco original, sería casi casi un lugar común, hablando precisamente de lugares.
Todos los rincones de la Patagonia tienen algo mágico, algo que hace que volvamos una y otra vez. Del lado argentino y del chileno, no hay diferencias. Están los alrededores de Bariloche y sus circuitos de alta montaña; está el centro oeste neuquino y sus bosques de araucarias; está Caleta Tortel y su entorno de fiordos marítimos y selva valdiviana; están las monumentales torres graníticas de El Chaltén y el Paine; está, porqué no también, el pintoresquismo de la isla de Chiloé...
Pero si hay una zona que siempre ha ejercido sobre mí una atracción especial es la del cerro San Lorenzo y sus alrededores. Esta pequeña comarca compartida por nuestra provincia de Santa Cruz y la Undécima Región de Chile tiene de todo: montañas imponentes, glaciares, lagos turquesas, bosques, estepas, senderos, presencia de huemules y un valor agregado que la distingue de otros enclaves patagónicos y que, tal vez por eso, la hace única: una soledad abrumadora. Pasen a ver a este bello reino que hace rato ya merecía un post.
 

1-Cadena Cochrane vista desde el valle del río Tranquilo (Chile). Este valle está habitado por la familia Soto de la Cruz, quien provee alojamiento, comida y traslados a todos aquellos que se aventuren por aquí. Quienes se acerquen al fundo por su cuenta deberán manejar unos 55 kilómetros desde el pueblo de Cochrane, con una aclaración: más o menos a los 40, un caudaloso arroyo hace que los turistas que vengan en vehículos bajos tengan que continuar a pie (febrero de 2010). Detrás de la casa de los Soto parte una senda precaria que remonta el Tranquilo y culmina en la laguna que quedó del retroceso de los glaciares que se ven en la foto.



2-Cementerio de árboles en el valle del río Tranquilo (Chile).



3-Río Tranquilo cerca de su naciente en la laguna glaciaria (Chile).



4-Sendero que conecta el fundo de la familia Soto con el refugio Toni Rohrer, ubicado a los pies de la cara norte del cerro San Lorenzo (Chile). Son unas 3 o 4 horas de marcha según cómo vayamos cargados.



5-Refugio Toni Rohrer (Chile), bautizado así en memoria de un montañista suizo que perdiera la vida escalando el San Lorenzo. En la planta baja está la cocina económica y el comedor, y en el primer piso el salón dormitorio donde se acomodan las bolsas. A metros de allí se conserva el refugio que construyera el Padre De Agostini en ocasión de su primera ascensión, en 1943.
 

6-Arroyo San Lorenzo, que nace en la cara norte del cerro homónimo (Chile).



7-Glaciar de la cara norte (Chile). Arriba y a la izquierda asoma la cumbre principal.



8-Imagen tomada subiendo al Paso del Comedor, primera escala de la llamada “ruta De Agostini” hacia la cumbre (Chile). Abajo se ve la laguna que quedó del retroceso del glaciar de la cara norte. El refugio se encuentra dentro del bosque que rodea a la laguna y cercano a la margen izquierda del arroyo.


 
9-Lagunita de deshielo cercana al Paso del Comedor (Chile).
 

10-Río Oro cerca de su nacimiento, en el sector noreste del San Lorenzo (Argentina). Este río va a desaguar luego al lago Pueyrredón.



11-Playón del río Oro luego de una crecida por el intenso calor (Argentina). Detrás se observa la cara noreste del San Lorenzo.



12-Río Lácteo metros antes de desaguar en el lago Volcán (Argentina). Este río nace algo más al norte, en la cara este del San Lorenzo, y el Volcán se encuentra dentro de los límites del Parque Nacional Perito Moreno (no es el parque donde se encuentra el famoso glaciar).



13-Río Lácteo con todo su valle plano detrás (Argentina). Bien al fondo se ve el cerro Hermoso, ubicado frente a la cara este del San Lorenzo.



14-Cara este del San Lorenzo desde el puesto del mismo nombre (Argentina). La manera más directa de llegar hasta aquí es acercándose primero en vehículo hasta la estancia El Rincón y remontando luego el Lácteo a pie o a caballo (de 3 a 5 horas según el viento, je). También es posible entrar desde el norte a través del valle del río Oro, pasando posteriormente junto a las lagunitas que están a los pies del cerro Hermoso. Hubo un intento de hacerlo en 2004 pero la crecida del Oro (foto 11) nos frenó el paso.


 
15-Lago Belgrano, ubicado también dentro del Parque Nacional Perito Moreno (Argentina). La única ruta que llega hasta aquí es la Provincial 37, que se desprende de la Nacional 40 a la altura del paraje Las Horquetas. El lugar solo está habitado por un puñado de guardaparques y por los propietarios de las estancias turísticas La Oriental y Menelik. Excepto el Burmeister, todos los lagos de esta reserva desaguan hacia el Pacífico.

 

No hay comentarios.: